Nuestra imagen en Chile y cómo mantenerla

Nuestra imagen en Chile y cómo mantenerla

Luego de estar un par de años en Chile, he podido notar que los venezolanos, a nivel general, somos muy bien vistos acá.

En mi opinión, esta imagen positiva proviene de dos situaciones independientes:

  • Los chilenos tienen mucho más tiempo recibiendo inmigrantes peruanos, bolivianos y colombianos. Estos son países con los que históricamente han tenido conflictos y cuya migración ha sido muy diferente a la nuestra.
  • Al principio, los venezolanos que emigraron a Chile lo hicieron por elección, no por necesidad. Esta primera impresión hizo que los chilenos nos vieran como personas con alto nivel académico que venían a estas tierras para crecer profesionalmente.

Si bien todos los que llegamos en los últimos años teníamos las puertas abiertas gracias a estos visionarios, es nuestro deber mantener, afianzar y hasta mejorar la percepción generalizada hacia nuestra colonia. No es secreto para nadie que las malas noticias se esparcen con mucha más facilidad que las buenas, es por eso que un error de alguno de nosotros pesa más que varios buenos ejemplos.

Nos encontramos en un país con una economía estable, bajos niveles de inseguridad, altos niveles de empleabilidad y que, encima de eso, se rige bajo una ley migratoria amigable para los extranjeros. Estas características sitúan a Chile como un paraíso de escape al que cada vez llegan más venezolanos, pero cuando los números crecen, salen a la luz ciertas actitudes y situaciones que, en vez de sumar, restan.

Lamentablemente, se ha hecho común caminar por las calles del centro y ver carritos vendiendo comida venezolana sin contar con los permisos sanitarios correspondientes. También hemos sido noticia por comprar/vender contratos de trabajo para tramitar la visa, inventar direcciones en otras regiones para aprovecharse del sistema y reducir los tiempos de espera del permiso de trabajo, hacer fiestas escandalosas durante la noche perturbando la paz de los vecinos y hasta por abandonar puestos de trabajo desapareciendo sin previo aviso después de haber usado al empleador solo para obtener el contrato.

La buena imagen que ostentamos no es infinita. Aunque sé que estas son excepciones a la regla y que la mayoría de los venezolanos hemos probado ser personas responsables y trabajadoras, no podemos hacernos la vista gorda ante situaciones que nos afectan a todos por igual y debemos señalarlas alzando la voz cada vez que las presenciemos, así evitaremos llegar al punto que originalmente nos hizo tomar la decisión de emigrar.

Lo más importante es entender que somos nosotros los que estamos llegando a este país, por lo tanto, debemos adaptarnos e integrarnos a su cultura en vez de querer colonizar un espacio de tierra. Ampliar el grupo social para incluir chilenos, conocer su historia, viajar por el país, acoplarse al dialecto, respetar la ley, probar la comida típica y celebrar el 18 de septiembre son acciones que facilitarán este proceso de adaptación.

No es lo mismo emigrar que simplemente mudarse de país. La emigración separa la vida en un antes y un después, demanda una gran cuota de madurez, nos saca de la zona de confort y permite que descubramos facetas que no sabíamos que teníamos, pero por encima de todo, debemos inyectar responsabilidad en cada una de nuestras acciones porque, al fin y al cabo, somos la representación de nuestra querida Venezuela donde sea que estemos.

Cuento contigo para no reventar esta burbuja.

You may also like

9 comments

  • Wapc9272 19 Febrero 2017   Reply →

    Es triste y lamentable que muchos de esos venezolanos vivos y mal comportados son los que han salido de este país a dañar a otros. Mientras que personas como yo. Honesto y trabajador. No he podido tener mínima posibilidad de irme sabiendo que puedo dar lo mejor de mi a un país a cambio de una mejor calidad de vida.

  • Juliette Dahdah 15 Febrero 2017   Reply →

    Yo se que cada uno debe tener el compromiso consigo mismo y con su país de no quedar mal ante los demás, siendo responsables en nuestras acciones, pero a veces un compromiso con alguien más, refuerza la idea de hacer lo correcto por mejorar la visión que tienen los demás acerca de nosotros.
    Por lo que propongo la idea de realizar una campaña de “Venezolanos emigrantes RESPONSABLES” (en este caso de Chile) una especie de “documento” donde podamos hacer un compromiso con nuestra colonia diciendo que “yo soy un emigrante responsable!” y me comprometo a cumplir las normas del país donde me encuentre, buscando asesorías que me permitan tener un nivel mas profundo de conocimientos del país que estoy llegando para evitar perjudicarme yo, y a mi propio país.. ¿Que opinan?

    • Jorge León 15 Febrero 2017   Reply →

      Abierto a opciones. Cuenten conmimgo para respaldar la iniciativa.

  • Amayris 15 Febrero 2017   Reply →

    Muchas gracias por la información Jorge, me parece importante que toques el tema de esta manera, en un artículo enfocado a ello. Como en todos los países, lamentablemente tenemos miembros que nos dejan mal vistos ante otras personas. No podemos controlar sus acciones, pero podemos controlar las nuestras y ser agentes de repetición de ellas. Cuidemos y reforcemos nuestra buena imagen. Un abrazo.

  • Luvis Corzo 14 Febrero 2017   Reply →

    Hola Jorge nuevamente gracias por el tiempo que te tomas en nutrir tu blog y a nosotros de información.

    Qué mal de verdad lo que estan haciendo con los contratos falsos, esto indica que han gran cantidad de inmigrantes que aún no son profesionales y están dañando nuestra imagen, por favor sean más responsables y tengan más conciencia.

  • Javier 14 Febrero 2017   Reply →

    Simplemente lamentable, por razones como esas es que los países tienen las leyes migratorias tan estrictas que tienen. Solo van a resolver desgraciarle la vida y el futuro al resto que aun sigue aquí. Lamentable

  • yliat 14 Febrero 2017   Reply →

    que buen post, que mal que hayan personas sin escrúpulos, que quieran dañar nuestra imagen, hasta cuando con la viveza del venezolano, será que no podemos ser personas normales comunes y corrientes, como cualquier extranjero! dios, que afán en querer destruirlo todo. Venezuela esta así por los venezolanos, no por el gobierno! estoy pronto a ir y de verdad espero no me tope con alguien que piense distinto y quiera hacer las cosas a lo habilidoso, por que si es verdad que le voy a formar un buen problema, no es posible de que salgamos buscando algo MEJOR, y sigamos con las mismas mañas, no entiendo de verdad! pero bueno, una vez mas Jorge! gracias por tus palabras, que cada vez ayudan mas a los que te leemos, mil éxitos!

  • Laura 13 Febrero 2017   Reply →

    Bien Jorge, tu eres ejemplo de que las cosas se pueden hacer bien. Yo he viajado por distintos paises de América Latina y por motivos laborales compartí con distintas culturas y comunidades, llegaba intentando limpiar los prejuicios y respetando, pero eso se logra escuchando con todos los sentidos, es una disposición de estar atentos a todo a nuestro alrededor y muchas veces hasta te sientes como niño re-aprendiendo palabras, cómo y cuándo usarlas, es una aventura pero con mucha responsabilidad porque siempre llevas una bandera, lo que hagas resonará en los que vienen detrás de ti y dañará a los que llegaron antes construyendo una buena y creible imagen. Gracias Jorge eres buen ejemplo e imagen positiva de los venezolanos, has respetado a los chilenos que son gente buena y de mucha templanza, la viveza criolla dejémosla en esa Venezuela que todos criticamos pero que finalmente todos la hacemos hasta en el exterior. Cambiemos nosotros y seremos una colonia con buenos frutos para el intercambio cultural.

Leave a comment