Prorrogando el pasaporte venezolano en Santiago

Prorrogando el pasaporte venezolano en Santiago

Ayer me contactó una persona vía Instagram preguntándome si conocía algún caso de éxito en el trámite de prórroga del pasaporte desde la Embajada de Venezuela en Santiago. Le respondí con sinceridad, diciéndole que hasta ahora no sabía nada del tema, pero decidí tomar una actitud más proactiva y “salir a buscar” esa historia para compartirla con todos ustedes.

Ese “salir a buscar” lo que implicó realmente fue un Instagram Story desde mi cuenta y en menos de media hora ya había aparecido una persona dispuesta a relatarme su travesía. Aprovecho para agradecerle a David por ese primer contacto, a Héctor José por tomarse el tiempo de narrarme su historia vía nota de voz de Whatsapp y a todos ustedes por hacer que esta dinámica siempre funcione.

ACTUALIZACIÓN: si no tienes tarjeta de crédito, puedes pagar con la tarjeta MACH.

 

HÉCTOR JOSÉ Y SU PRÓRROGA

Héctor José pidió la cita de renovación de pasaporte en abril 2017, luego de solicitar su permanencia definitiva en Chile, previendo que el trámite tomaría meses. No se equivocó y para octubre, fecha en la que habían anunciado el nuevo mecanismo de prórrogas, aún no tenía respuesta sobre su cita.

Como necesitaba viajar, optó por probar suerte con la prórroga y desde el 1ero de noviembre, primer día del nuevo sistema, estuvo intentando lidiar con la página del SAIME sin resultado alguno. A través de Twitter y grupos de Facebook se fue informando con personas que estaban en su misma situación (pago fallidos, página caída, etc.) y probando de todas las maneras posibles durante varios días (distintas computadoras, distintos navegadores, etc.) hasta que alguien le recomendó que intentara hacerlo a las 12 de la noche.

En ese momento cualquier opción nueva era viable, así que el 8 de noviembre a la 1:00am (Chile) / 12:00am (Venezuela) se sentó en su computadora para intentar y finalmente pudo pagar su prórroga. Aunque la página siempre le decía que el pago había dado error, Héctor José tomó la previsión de revisar su banco para verificar si le habían debitado o no los 100 US$ que cuesta el trámite, hasta que en uno de esos intentos, esa misma noche, le llegó un correo del SAIME y un mensaje del banco confirmando que se había hecho el cobro.

El siguiente paso en la página del SAIME es seleccionar el pasaporte al cual se le va a aplicar la prórroga y la sede consular donde se quiere hacer el trámite. Luego hay un formulario donde debe ingresar sus datos personales y él colocó todos los que coincidían con su tarjeta de crédito emitida por una institución bancaria chilena, instrumento que utilizó para hacer el pago.

5 horas después le llegó un correo del SAIME con un voucher de pago y esa fue la última comunicación que recibió hasta que el 24 de noviembre, la Embajada de Venezuela en Chile publicó en su cuenta de Twitter que ya habían recibido las primeras prórrogas y entre esas estuvo la de él.

En ese mismo comunicado, indicaban lo siguiente:

Horario de atención para estampados:

  • Lunes a viernes de 9:00am a 12:30pm.

Arancel consular:

  • 80 US$.

Recaudos a presentar:

  • Pasaporte original.
  • Comprobante de pago impreso por 100 US$.
  • Registro Consular debidamente rellenado.
  • 2 copias de la partida de nacimiento (no es necesario que esté apostillada).
  • 2 copias de la cédula de identidad venezolana.
  • 2 copias del pasaporte (página biográfica).

Condiciones para el estampado de la prórroga:

  • Pasaporte en buen estado.
  • Debe poseer al menos 2 hojas / 4 páginas disponibles.
  • El número de pasaporte debe coincidir con el número de pasaporte señalado en la prórroga.
  • Si el pasaporte no cuenta con las condiciones antes mencionadas, el funcionario diplomático está facultado para no estampar la prórroga impresa.

Aunque su prórroga había llegado el 24 de noviembre, por motivos de trabajo, no pudo retirarla sino hasta el 1ero de diciembre.

Esa mañana llegó a la Embajada y, cuando lo atendieron, luego de revisar que sus documentos estuviesen completos, le indicaron la cuenta en la que debía depositar los 80 US$ del arancel consular. Esto se hace en un Banco Santander que está a un par de cuadras de distancia y se pueden llevar tanto dólares como el equivalente en pesos chilenos. Al volver con el depósito hecho, un funcionario tomó su pasaporte y le estampó la prórroga, un adhesivo similar a una visa que amplía su vigencia por 2 años.

Héctor José llegó a las 8:30am a la Embajada y salió a las 11:00am con su prórroga estampada, con el agravante que ese día había una jornada especial para estampado de visa de niños, lo cual retrasó un poco su trámite.

Como dato adicional, me cuenta que en este último mes ha ido cambiando la página del SAIME (restringiendo por momentos los pagos a solo tarjetas VISA, modificando el formulario, etc.) pero que entiende que está funcionando algo mejor que los primeros días.

Por último, señala que es importante estar revisando en las listas que publican en el Twitter de la Embajada de Venezuela en Chile porque cuando la prórroga está lista no se comunican por ningún otro medio (ni llamadas, ni correos, ni mensajes).

ACTUALIZACIÓN 07-12-2017: Una pregunta frecuente que se estaba presentando era que si la prórroga del pasaporte funcionaría para los trámites. Con esta respuesta de Extranjería puedo deducir que sí.

Tweet-DptoExtranjeria-prorroga-pasaporte-venezolano-chile

You may also like

355 comments

Leave a comment