Citas Extranjería y PDI Chile

¿Las citas de Extranjería y PDI son realmente la solución?


Antes de partir, en mi opinión, un sistema de citas que esté disponible online y que sirva para evitar que se hagan colas todos los días en Extranjería y la PDI es la solución adecuada.

Ahora…

 

¿QUÉ ES LO QUE ESTÁ PASANDO QUE EL REMEDIO PARECIERA SER PEOR QUE LA ENFERMEDAD?

Recordemos que desde el pasado 5 de noviembre de 2018, se necesita obtener una cita para solicitar el registro de visa, registro de permanencia definitiva, certificado de viajes, certificado de vigencia de permanencia definitiva y/o el duplicado de registro de visa (todos estos trámites se siguen haciendo ante la PDI pero la cita se obtiene a través del sistema del Departamento de Extranjería y Migración).

Este sistema, deduzco, intentaba acabar con las largas colas en la PDI, las mafías de “vende puestos”, los vendedores ambulantes, el desorden en los alrededores de Eleuterio Ramírez y la necesidad de madrugar de tantas personas que hemos pasado por ese proceso.

El método que han usado durante el primer mes ha sido abrir los días viernes las citas para la semana siguiente. Han pasado 4 viernes con este resultado:

  • Viernes 9 de noviembre: primera vez que había disponibilidad de citas y no mucha gente sabía. Tomó por sorpresa a todo el mundo y “aprendimos” por las malas que los viernes había que estar pendientes.
  • Viernes 16 de noviembre: con el aprendizaje de la semana pasada, durante la tarde la gente estuvo atenta y a eso de las 5pm hubo disponibilidad. Las citas no tardaron nada en agotarse.
  • Viernes 23 de noviembre: no sucedió absolutamente nada. Pasó todo el fin de semana y nadie sabía lo que sucedía porque simplemente no había citas. Finalmente el lunes a eso de las 12 del mediodía aparecieron los espacios disponibles y se acabaron en instantes.
  • Viernes 30 de noviembre: la página colapsó durante la tarde, justo en el momento de hacerse disponibles las horas libres y no había manera de ingresar. Algunas personas dicen que lograron conectarse por Firefox y obtener su cita así. Luego del desastre, cuando todo volvió a la normalidad, ya no había citas.
  • Miércoles 5 de diciembre: Extranjería anuncia por sus redes sociales que iban a abrir más citas al mediodía. Pues resulta que no hubo para trámites de la PDI, sino para otros trámites específicos de Extranjería como, por ejemplo, extensión de vigencia de documentos.
  • Viernes 7 de diciembre: Las citas de la PDI estuvieron disponibles a eso de las 4pm, pero la página estaba extremadamente lenta. Quienes lograron obtener su cita tuvieron que armarse de paciencia y esperar de 1 a 2 minutos entre cada paso de la solicitud, con constantes errores por la congestión que los obligaba a empezar desde la primera pantalla.
  • Sábado 8 de diciembre: Extranjería anuncia que la plataforma de citas estaba entrando en mantenimiento, sin especificar fecha estimada de solución, generando nuevamente preocupación entre quienes llevaban semanas intentando obtener su cita.
  • Martes 11 de diciembre: la plataforma vuelve a estar en línea.

 

UN MENSAJE PARA EL DEPARTAMENTO DE EXTRANJERÍA Y LA PDI

Con todo respeto, viendo la película desde afuera y conociendo que la cantidad de solicitudes es abrumadora, los recursos económicos destinados a estos temas son escasos y que las personas que trabajan para que este sistema siga caminando están haciendo su mejor esfuerzo, les sugiero aplicarse más en lo siguiente:

  • Coherencia: si antes del sistema de citas las colas daban la vuelta a la cuadra, pensar que 30 espacios de 15 minutos al día van a cubrir la demanda, no tiene ningún sentido.
  • Transparencia: al tener un sitio web y redes sociales bastante activas, es lógico pensar que todo lo que hagan es fácilmente comunicable, pero la realidad es que las respuestas siempre apuntan hacia las mismas preguntas y existen dudas que, sin importar que cientos de personas las envíen diariamente, ustedes simplemente no las responden.
  • Responsabilidad: si ustedes deciden implantar un sistema de citas, y este demuestra no cubrir la gran demanda que existe, al menos deben respetar los casos en los que los solicitantes no puedan cumplir con los plazos establecidos en sus trámites por la imposibilidad de conseguir un espacio de atención.
  • Coordinación: no tiene sentido que, al preguntar en la PDI por las citas, digan que de eso se encarga Extranjería y luego, al ir a Extranjería, digan que eso es tema de la PDI.
  • Autocrítica: si el sistema de citas no funcionó, admitir el error es la opción más sana. Si insisten, y están trabajando para hacer que sí funcione, pues deberían remitirse al punto de la transparencia y comunicarlo abiertamente.

 

Estoy dispuesto, como lo hice durante la administración anterior, a reunirme en un nivel muy informal y sin tanto protocolo con los dirigentes encargados de la política migratoria en Chile, para servir de canal informativo hacia los inmigrantes en temas que lamentablemente no tienen una posición oficial definida y que necesitan ser respondidos.

 

CONSECUENCIAS DE UN SISTEMA DE CITAS QUE NO FUNCIONA

Hay una verdad absoluta y común entre los inmigrantes: todos necesitan obtener sus documentos para poder surgir. En este país no es nada sencillo subsistir sin permiso de trabajo y/o sin cédula y con las oportunidades de progreso reducidas por falta de un documento.

Por eso, si el sistema no facilita los trámites, siempre habrá quien busque la manera de forzar la barra, hasta que un día se rompa. En otras palabras, me han comentado que en los alrededores de Extranjería, donde sacan copias y venden los sobres, también se pueden comprar citas para los trámites de la PDI, lo que demuestra que el problema solo cambió de nombre y que pasamos de vender un puesto en la cola a vender una cita electrónica.

Otro aspecto grave es el trato que le dan los funcionarios a los inmigrantes sedientos de información. Me han reportado que en la PDI están tratando muy mal a las personas que acuden sin cita a preguntar cómo hacer para obtener sus certificados, ya que no encuentran información en ningún lado, y se tienen que retirar “con el rabo entre las piernas” porque además de quedar en las mismas, salieron maltratados y humillados.

Cuando el propio personal de una institución no tienes respuestas ni sabe lo que está pasando, el recibir a cientos de personas al día preguntando lo mismo, es un motivo más que lógico para frustrarse a tal punto de rechazar a quien sea que se les pare en frente. ¿Es culpa de quién? ¿Del funcionario? ¿Del inmigrante? Yo creo que es culpa de la falta de transparencia en las comunicaciones.

Esto para los venezolanos es como un Deja Vu… En nuestro país, trámites tan fundamentales como: obtener un pasaporte, una licencia de conducir, apostillar un documento, obtener una partida de nacimiento, entre otros, se hacen tan cuesta arriba, que hay mafias enormes para obtenerlos pagando sumas de dinero que no van al estado, sino a los bolsillos de las personas que tienen los contactos adecuados en los organismos públicos. En los 4 años que llevo en Chile no he visto que esto sea necesario, pero me preocupa demasiado que con este tema nos estemos acercando a eso que vivimos y que no queremos repetir.

 

FINALMENTE… LA PREGUNTA DEL MILLÓN

Si a alguien se le pasa el tiempo establecido para hacer su trámite por no tener acceso a cita, ¿Se le aplicará una multa?

Mientras tanto, solo me queda desearles suerte al momento de reservar una hora en el sistema.

You may also like

8 comments

  • Enrique 9 Diciembre 2018   Reply →

    Me gusta la idea de las citas y sencillamente el error ha sido la mala ejecución (o una plataforma no apta para la demanda).

    Ahora algo que si me atrevo a decir es que creo que todos estos retrasos son a propósito, mi caso por ejemplo es que vine con ganas de invertir en el mundo de software (competencia directa a Pedidosya) pero se tardaron casi 4 meses en decirme que necesitaba entregar más documentos y luego de enviarlos continuó en la espera. Venir a invertir y necesitar esperar un año para eso es de todo menos tentativo, en muchas ocasiones he pensado en tomar mi dinero e irme (ni siquiera nos dieron permiso para trabajar mientras el trámite continúa).

    Casos y casos hay, nada me quita de la mente de que aunque en extranjería quieran ayudar todo viene de mandatos desde arriba para tratar de trabar a la gente ya que es muy curioso como responden una semana antes siempre de que se vence el plazo de visa en trámite.

  • Moisés 9 Diciembre 2018   Reply →

    Certifico todo lo que has comentado, Jorge. Lo viví con mi esposa: todo ese fin de semana del 25 /11 pegados a la computadora día y noche, y fue a mitad de mañana del 26 cuando milagrosamente ella obtuvo su cita para esa misma semana.
    Como bien lo dices, esto para nosotros los venezolanos es como un deja vu, algo que me preocupa porque se supone que vinimos a cambiar de realidad, y esto, si no le ponen freno, terminará extrapolándose a otros trámites si las mafias ven el potencial de su negocio.

  • Arguelles 1984 8 Diciembre 2018   Reply →

    “…también se pueden comprar citas para los trámites de la PDI, lo que demuestra que el problema solo cambió de nombre y que pasamos de vender un puesto en la cola a vender una cita electrónica.”

    Jorge tu sabes lo que significa eso para un Venezolano? Que se le llevaron de Venezuela a Chile parte de los problemas que viven a la hora de sacar cualquier documento de nuestro país donde venimos para darle uso en Chile, porque eso es lo mismo que en la solicitud de: los Antecedentes Penales, la cita SAREN, la Cita GTU, la cita de Apostilla… y en algunos casos hasta la citas tanto de la Zona Educativa (caso legalizacion de titulos de Bachiller, Notas y otros) como la de la Universidad donde uno estudió y egresó para sacar los documentos para uso en el Exterior (Caso Solicitud de Notas certificadas, Mallas Curriculares, Programas de cada materia entre muchos otros). Es decir, ¿tanto que uno ha sufrido como venezolano por lo anteriormente expuesto para volver a sufrir con lo publicado en el articulo? Jorge esto definitivamente ha sido el colmo del venezolano (y de pana que te lo digo). De verdad que eso lo que da es demasiada tristeza y ar******a que después de que uno llegue a Chile tenga que volver a pasar lo mismo y de verdad que no estoy de acuerdo con el hecho que den poquitos cupos y la nula automatización de ciertos procesos.

    PD: Aun no me he ido de Venezuela (falta menos) pero recuerda que sigo tu web desde hace casi 2 años.

  • Gioselym Romero 8 Diciembre 2018   Reply →

    Exactamente asi ha sido todo hasta ahora. Concuerdo que el tema de citas es un gran avance, solo que debe mejorarse mucho y considerar todos los factores.

    Algo que podría drenar la cantidad de solicitudes es automatizar algunos trámites, ejemplo el certificado de viajes quizás pueda tramitarse vía online.

    Es necesario ir mejorando en medio del camino, de no hacerlo dejara el lugar abierto para que crezca la corrupción como se está viendo con la venta de citas y editores de citas viejas con photoshop para poder entrar…
    Y lo peor, son engaños hacia la PDI.

  • Alberto 7 Diciembre 2018   Reply →

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, mi caso es seguro como el de muchos, me dieron el certificado de permanencia definitiva y los 30 días se vencen este domingo, si embargo hoy pude sacar una cita para ir a PDI el martes, te contaré luego cómo me fue, espero que no me otorguen alguna sanción ya que las citas se acaban muy rápido, es mas cuestión de suerte que de destreza para solicitarla.

  • Pedro 7 Diciembre 2018   Reply →

    Yo pienso que la solución parte por desconcentrar trámites. Habilitar más sedes (y citas) para trámites realmente presenciales, y los trámites que pueden sacarse vía web (certificados) permitir sacarlos así, tal como hacen AFP y Fonasa, eliminas las citas para eso y se habilitan para registros de visas.

  • Carlos 7 Diciembre 2018   Reply →

    La solución para mi, sería que descentralizaran los trámites tal y como hicieron para la entrega de la cédula.

  • Carlos Rodríguez 7 Diciembre 2018   Reply →

    Me parece que la idea no es mala, hasta ahora es mala la ejecución, y en las afueras tanto de PDI como de extranjería se ven personas vendiendo citas y cobrando también por sacarte esa cita, deberían ser más estrictos al momento de verificar que la cita coincida con la persona que va a realizar el trámite, por otro lado no culpó a las personas que han tenido que pagar por una cita porque está la duda de si se pasa el tiempo tendrás que pagar la multa. Deben afinar los detalles porque para mí es una buena opción.

Leave a comment